jueves, 24 de octubre de 2013

Sin luz...

 Tormentas, cortes de energía, tinieblas obligadas, sombras en danzas siniestras adoradas por las ceras derretidas...
 
Sin cargas en el celular, Laptops, radios, televisiones exánimes ante la falta del carburante eléctrico, un regreso fugaz a la edad de las cavernas.
 
Trogloditas enfundados en ropa de marca incapaces de subsistir ante los infortunios modernos, seres dependientes de los artificios que nos arreglan la vida, inútiles ante lo mas natural de la vida...la noche pura.
 
Pantallas negras sin vida que hipnotizados nos tienen con un control en la mano, libros con historias estériles sin la fuente de luz que los reproduzca...
 
Fotografías instantáneas de los trágicos momentos tomadas por los relámpagos ocasionales, truenos que nos recuerdan quien es el que manda.
 
Silencios obligados con quien ya todo has hablado, patéticos esclavos de los artilugios modernos.
 
Donde quedan todos los estudios, especializaciones, aparatos cuando te rige un puñado de cera encendida...
 
Decesos eléctricos que nos hacen vulnerables con el fallecimiento del crepúsculo vespertino, modernos obsoletos cuyas vidas se detienen, luces que son mucho mas alla... Que solo iluminar nuestro camino.
 
 
.