jueves, 21 de noviembre de 2013

Vidas paralelas...

Hermanos de desventura, huespedes del mismo orfanato, la fatalidad los unio y la afinidad los hermano, sin padres ni familiares se hicieron hermanos, con esa hermandad que solo la desgracia puede afianzar. Compartieron alimentos, juguetes, complices en todo momento, felices, con la felicidad que la inocencia de la niñez solo da.
 
Caminos comunes, destinos distintos. Separados cada uno por suertes que ya estaban marcadas, uno fue adoptado por una familia decidida a seguir su dinastia con un nuevo heredero, el otro en el orfanato se quedo, solo unos años duro y despues huyo, ya nada era igual desde que su hermano partio.
 
Uno fue a las mejores escuelas, clases privadas afianzaron su preparacion, diferentes lenguas ampliaron su diccion, se convirtio en el digno heredero de esa distinguida familia.
 
El otro en las calles tuvo su escuela, aprendio a sobrevivir con la ley del mas fuerte, primero fueron robos pequeños, despues graduado como el peor de los delincuentes.
 
La vida gira en un mundo redondo que rota en un mismo eje, el tiempo con el caprichoso destino pueden juntar universos que por necesidad estan separados, siempre los mundos paralelos, siempre juntos estuvieron pero ellos nunca se vieron...
 
En el restaurante donde uno comia con su familia el otro afuera migajas recogia, cuando uno estaba en la escuela el otro afuera a sus compañeros asaltaba, cuando uno ya con su padre adoptivo trabajaba el otro planeaba a que empresarios secuestraba
 
Vidas paralelas que tarde o temprano se conectan...
 
Una tarde como tantas, saliendo del banco, cargando el dinero del pago de empleados, acompañado por su fiel guardaespaldas camina de prisa quien todo lo tuvo, dando vuelta en la esquina choca con quien nada tuvo, se golpean de frente, por inercia uno abraza al otro...
 
El guardaespaldas su arma desenfunda, seguro que estaban siendo atracados, el desafortunado emocionado por reconocer a su hermano solo queria abrazarlo y besarlo, el hermano asustado solo en el dinero pensando, da la orden fatidica... ¡Dispara que nos asaltan!
 
El hermano desafortunado por su nombre le llamo, le dijo Soy yo, el otro le cambio el semblante, lo reconocio al instante, pero era ya demasiado tarde...
 
El mal ya estaba hecho, antes de contradecir la orden...se oyo un disparo.
 
El guardaespaldas disparo por la espalda al hermano, la bala lo atraveso y salio por su pecho, pero con la misma fuerza entro en el otro, ambos hermanos de orfanato fueron atravesados por el mismo destino, ambos murieron en el piso, juntos como cuando ambos soñaban, juntos, uno abrazado del otro. Hermanos del alma con tan diferente vestimenta, uno elegante, el otro con un desgastado traje, uno busco defender su dinero, el otro solo solo besar a su hermano.
 
Al dia siguiente hubo un glamoroso entierro, fueron los mas importantes seres de sociedad, llorando todos por la tragica perdida mientras el hermano, solo, en una fosa comun descansaba...