lunes, 27 de enero de 2014

Aprendizajes...

Silencio total, ruidos que no se extrañan porque nunca se conocieron, de la música privada desde nacimiento, concentrada total en sacar adelante su empleo, es madre de una niña de siete años...
 
Desde los 9 ha sido violentada, por su familia maltratada y violada, ahora de todo el mundo vive aterrada, no permite que nadie se acerque a menos de un metro de distancia.
 
Trabaja el doble que los demás sin buscar pago adicional, por su limitada forma de comunicarse nadie le ha informado que en el trabajo se tiene que holgazanear.
 
La Quince Minutos le dicen por siempre llegar quince minutos antes al trabajo y siempre retirarse quince minutos después de la hora de salida, siempre trabajando, nunca se le ha visto descansando, es afanadora, el puesto más bajo de la empresa, de tres que eran despidieron a las otras dos por lo impecable que ella sola hace su labor, esto le gano ser admirada por los patrones y ser respetada por los otros trabajadores.
 
Solo los encargados del área de personal conocen su nombre, los demás compañeros solo por el mote que le pusieron.
 
Nació sordomuda, no conoce el lenguaje formal de las señas, en su familia inventaron su propias señas, no sabe leer, cuando sus jefes le quieren hacer una aclaración se la escriben en una nota que a su casa lleva para que le expliquen qué es lo que esperan de ella, así ha funcionado por los últimos cinco años.
 
Son nueve hermanos, seis de ellos nacieron con esas capacidades diferentes, solo ella es mujer, fue a la única que sus padres encargaban con unos tíos para que la cuidaran. A los nueve años, cuando no sabes nada, cuando solo eres un Ángel inocente no hay forma de que expliques con señas lo que le estaban haciendo, sin conciencia plena de que estaban abusando de ella, no entendía lo que le hacían, no comprendía si eso era bueno o malo, solo entendía que quien estaba encima de ella era alguien que desde chica en su casa veía, solo sabía que le hacían algo que mucho le dolía...
 
Esto paso por tres años, hasta que un día como tantos su padre paso más temprano por ella y vio como al hermano de su esposa tenia desnuda y llorando a su hija, su furia fue mucha, golpeo a su pariente hasta dejarlo en el suelo inerte, vengo la ofensa de su hija con su muerte, algo que no está permitido en esta sociedad tan estricta, tan recta, tan imparcial cuando se trata de juzgar a los que no tienen con qué pagar...
 
El padre fue enviado a la cárcel, lo condenaron a treinta años, la esposa estaba desesperada, no porque su esposo quedara encerrado, era porque ahora ella iba a tener que mantener a la familia sola...
 
La única que realmente sufrió por todo lo que paso nunca comprendió exactamente qué sucedió, solo vio a su padre detenido, a su madre llorando y que desde ese momento todo había cambiado, ahora su madre de todo le pegaba, tenía cicatrices en su pequeño cuerpo, ella no paraba de llorar, no por los golpes, era porque nadie le podía explicar porque la persona que más quería no le dejaba de pegar.
 
Los años pasaron y de alguna forma fueron cicatrizando viejas heridas, se hizo mujer, aprendió a expresarse con todos sus hermanos, ya la mama había encontrado un mejor trabajo, los hermanos mayores también daban para mantenerlos a todos.
 
Nunca fue a la escuela, era quien cuidaba la casa, preparaba la comida, se pasaba su vida encerrada, tenía tratos con algunos vecinos, todos sabían la triste historia, más de un inconsciente le echaba la culpa de todo a ella, como siempre pasa, a los que no se pueden defender son a los que más se pretende ofender.
 
Se jugaban apuestas entre los malvivientes que vivan en esa zona, morbosos sin quehacer que apostaban para ver quien lograba acostarse con esa mujer. Varios se dedicaron a ganarse lo que habían apostado, la ganancia no era el dinero, era el ganarse un lugar y respeto en su clan...
 
Uno logro escabullirse en la confianza de la inocencia de quien nunca ha tenido oportunidad de pensar mal de los demás, fue seducida por los momentos que le dedicaban para poder platicar, por el esfuerzo en sacarle una sonrisa, por saber que hay necesidades que tenía como toda mujer. El infame con las negras intenciones en cosa de una semana de ardua tarea logro su cometido, sedujo y la hizo suya en su casa cuando estaba sola, después la llevo a otro lugar, tenía que demostrarles a los demás que en verdad ya había ganado la apuesta, fue en una bodega en donde había dos habitaciones, hasta ahí llegaron, la desnudo y la poseyó, terminando le pidió que lo esperara unos minutos, que no tardaba, que no se vistiera...
 
Salió para entrar en el otro cuarto, ahí estaba toda la pandilla reunida, a todos presumió que era el ganador, no se preocupaba en disimular su risa burlona, ella nada escuchaba, le dieron el pago de la apuesta y el tranquilamente les regalo a su presa...
 
Todos pasaron al otro cuarto, donde ella esperaba paciente desnuda, cuando los vio a todos le entro pavor, quiso correr pero no había ningún lado por donde pudiera escapar, la tiraron en el sucio colchón y cada uno de los veinte malvivientes por su cuerpo desfilaron...
 
Cuando con ella terminaron ahí la dejaron, tirada, magullada, ahora por tener más conciencia de todo avergonzada, cuando pudo ponerse en pie se vistió y a su casa partió, se bañó, su madre llego y al verla con un llanto incontrolable todo le conto...
 
Fueron a la policía, arrestaron a los culpables, ella tenía que formalizar su denuncia, no hubo nadie de la autoridad capaz de comunicarse con ella, no podía ratificar lo que le habían hecho, la madre no lo podía hacer, tenía que hacerlo directamente ella, no sabía escribir, no sabía comunicarse con el lenguaje formal de señas, no hubo forma de fincar cargos, en unas cuantas horas los chacales simplemente fueron dejados en libertad.
 
Salió embarazada de ese ataque a su persona, nació una niña que se convirtió en su única y más grande alegría, ahora un instinto de madre le daba un real motivo para vivir,  ahora ya tenía algo por que vivir.
 
Logro entrar a su trabajo gracias a una recomendación de una persona de asistencia social, una que conocía su historia, un Ángel decidido a cambiar su historia...
 
Ahora todo es solo trabajar para darle lo mejor a su hija, no hay nada que la distraiga, no hay nada más que ocupe su mente, ahora está ya consciente de todo lo que le paso.
 
Aun con todas las desgracias recibidas esa hija le ha hecho estar agradecida con la vida, recibió experiencias con el peor aprendizaje, aprendizaje que la ha convertido... En una excelente madre.
 
 
 
 
lectura facil, cuento, relato