sábado, 26 de julio de 2014

Soñar no cuesta nada...

Está recostado, con los ojos cerrados, soñando en todo lo que podría hacer si se ganara la lotería, en la casa que podría tener, en la mujer con la que se podría casar, en las joyas que podría comprar, en los coches que podría manejar, imaginándose todo lo feliz que podría ser, si tan solo esa buena suerte le llegara a tocar...
 
¿Se te hace conocida la historia? Es un espejo en el que muchos se han visto reflejados, una misma historia vivida en muchos idiomas, el cuento eterno con protagonistas de todos los tiempos, un sueño en el que muchos se pierden soñando en hacerse millonarios...  Pero del que pocos despiertan comprendiendo, que sólo trabajando pueden lograrlo.
 
Soñar no cuesta nada... Lo que cuesta es llevar a cabo  tus sueños...
 
¿Y tu? ¿Sueñas con hacerte millonario? ¿O ya estás trabajando para poder lograr todo lo que sueñas?.