jueves, 8 de mayo de 2014

Por las mañanas...

¿Que es lo que pretendes reprocharme? Hiciste todo lo que quisiste, cuando quisiste, las veces que quisiste y siempre con quien quisiste.
 
Ahora ya es tarde para que reclames lo que ya perdiste, haces llamadas a un pasado que ya no existe.
 
Buscas unos hijos que nunca tuviste, le llamas a una familia que por completo perdiste.
 
Reniegas por unos achaques que por la falta de ejercicio y tu mala alimentación solo te ganaste.
 
Tu juventud ya es solo un recuerdo que esta atrapado entre los pliegues del aguado cuerpo que nunca cuidaste.
 
¿Que quieres que haga? ¿Que respuesta esperas de mi? Si nunca ha nadie escuchaste.
 
¿Ahora pretendes que alguien te escuche? ¿Que pretendes que yo te conteste?
 
Si solo soy un objeto inerte que te ve de frente, un espejo que no puede hablarte.... Pero si responderte con este reflejo del costo que has pagado por ser tan inconsciente, tu demacrada cara no me puede desviar la mirada, como siempre lo haces cuando te encuentras con alguien que voltea a verte.
 
Conmigo no te queda otra que sostenerme la mirada y tragarte el orgullo, no llores, que unas lagrimas tardías no van a devolverte nada, ni borrar la verdad que todos los días se refleja, la verdad que todos los días te estremece las entrañas... Cuando me vez en tu imagen por las mañanas. 
 
 
 
tiempo, remordimiento