miércoles, 15 de junio de 2016

Ayer fue una noche especial...

Ayer por la noche fue una noche especial, porque no encontramos el lugar ideal, para ir a cenar. Porque pasamos horas dando vueltas, buscando sin encontrar, un escondrijo que sirviera como recipiente, para vaciar todo lo que nos teníamos que platicar. Porque encontramos un sitio del que no tuvimos opción. Porque bebimos de lo que tenían, no de lo que queríamos, dejándote con el antojo de tu margarita con hielo frappé.

Ayer fue una noche especial, porque no hacia el calor sofocante de los últimos días, permitiéndonos el estar en esa mesa en el exterior. Porque la música del lugar era solo un murmullo de fondo de los temas que pudimos platicar. Porque pudiste estar a gusto, sin preocuparte por los demás. Porque se pudo rescatar, lo que parecía una cita perdida.

Ayer fue una noche especial, porque te volví a encontrar, después de algunos meses en que te pensé perdida. Porque de nuevo estuve, cuando tenía que estar. Porque una vez más comprobé, que eres un ser muy especial.

Ayer fue una noche especial, porque platicamos de muchos temas y de nada. Porque mis silencios siempre fueron llenados con tu espontanea platica, enriquecida con tus risas en cada una de tus ocurrencias. Siempre fresca, sin tener que demostrar nada. Tan natural, sin poses, pero con una elegancia innata que le deja bien claro a cualquiera, que eres toda una Reina.

Ayer fue una noche especial, porque me demostraste que puedo soñar con algo más, pero sin permitirme despegar mis pies del suelo, dejándome bien claro que entre nosotros aun no había nada... Pero que podía haber.

Ayer fue una noche especial, porque me permitiste sellar con un beso, esa noche tan especial; donde no hubo un lugar elegante en donde cenar, donde faltaron platillos finamente elaborados. Donde no tuvimos a nuestra disposición las bebidas más esenciales, indispensables en una cita especial.

Ayer fue una noche especial, porque el lugar tan austero donde nos tocó cenar, en una noche que podría ser como cualquier otra, me ha demostrado que estando contigo, cualquier noche se convierte… En una noche muy especial.