martes, 19 de noviembre de 2013

Un dia diferente a los demas...

Hoy ha decidido hacer de ese nuevo día algo diferente a lo de siempre, ya aparece el alba, ¡A despejarse, a levantarse! Que hoy es un día de cambios, ¡Hoy va a ser un día diferente a los demás!...
 
Con esa consigna se levanta, puntual e infaltable la ida al baño, el vistazo al espejo, para ver qué tan viejos hoy estamos...
 
De vuelta a la cama, los cinco minutos obligados para meditar el vestuario, levantarse de nuevo, de nuevo al baño...
 
Bajo regaderas, con su respectivo canto, es un nuevo día, hoy todo va a ser diferente...
 
La acicalada mañanera con sus minutos respectivos, para el hombre sobrados, para la mujer siempre limitados, el desayuno rápido... Y al trabajo.
 
¡Hoy es un día diferente, hoy todo va a ser diferente! Con esta consigna como insignia en todo el camino, saludando a toda la gente, con una contagiosa determinación, brillando, sonriente, seguro.
 
Llega al trabajo, saludando colegas, toma su puesto, empieza pendientes...
 
¡Hoy es el día, hoy todo va a ser diferente! Se dice animoso, termina pendientes, actualiza el trabajo, sigue adelante, atiende clientes...
 
Llega la hora de la comida, sigue brillando, con compañeros a la cafetería de la esquina, piden el menú ejecutivo, el que te dan de todo, el mismo de siempre...
 
Comen de prisa, el tiempo medido, regresan a la oficina, sigue sonriente.
 
¡Hoy va a ser un día diferente, hoy aún puede ser ese día diferente a los demás!...
 
Las horas pasan, ya es media tarde, cerró nuevas operaciones, felicitaciones del jefe, felices clientes, igual que siempre...
 
Se acerca la hora de la salida, se prepara para salir, aun el día no ha terminado, ¡aún puede ser un día diferente a los demás!.
 
Llega la hora de la partida, la despedida de los colegas, pasa por la novia, la acompaña a su casa, ven la tele, algunos abrazos, sin mucha pasión, después del trabajo ambos cansados de tanta tensión...
 
Se despide con un beso, ve el reloj, llega a su casa, fue un día agotador, ve de nuevo la hora, el día termino...
 
Pero no importa, mañana será, está seguro que mañana si será ese día mejor, ese día diferente a lo de siempre, distinto. Duerme seguro que mañana si será… ¡Ese día diferente a los demás!.