lunes, 6 de enero de 2014

Leyendo su suerte...

Inmersa entre cartas de Tarot, inciensos, santos, busca incesante al amor... Ha probado de todo, limpias, baños con productos de lo mas extraño, Santos colgados, algunos boca abajo, pulseras tejidas con piedras, con huesos, collares de mil colores y hasta ese día nada le ha funcionado, siempre por el mismo brujo guiada, completamente a sus instrucciones cegada...
 
El lugar donde la atienden es un cuarto oscuro, con santos por todas partes, veladoras encendidas, altares parpadeantes con el alumbrar de danzantes ceras, cuenta con su sala de espera en donde esperan mas seres desdichados, esperanzados a recibir un cambio por ese ser iluminado.
 
Ella esta sentada en una silla de plástico, frente a una mesa de madera, con marcas de quemaduras de habanos, con inciensos encendidos, en el suelo se aprecian ramos de diferentes plantas, cubetas con aguas preparas, algunas con flores flotando, otras con hierbas desconocidas, ya tantas veces ha ido que todo es familiar, todo ya muy conocido, ya con un sentido de pertenencia arraigado por esa mesa, esas velas, ese incienso, esas flores, esas hierbas... por ese brujo.
 
Atenta al barajear de las cartas, los Arcanos van tomando su lugar, desfilando en esas entrenadas manos, preparándose a revelar su suerte... una vez mas.
 
Con toda su Fe puesta en esas desgastadas barajas espera paciente a que le lean su presente, ya están partidas en tres partes, ya puso su mano sobre el mazo, ya es la hora de hacer las preguntas momento de recibir las ansiadas respuestas...
 
Es la misma rutina repetida por años, ella embarazada de su cuarto hijo, todos hijos del sabio brujo, todos producto de la paciente espera, las sabias cartas siempre la consuelan confirmando que el amor de su vida esta llegando, que no pasa de ese año, cuando llegue el elegido dispuesto a aceptarla con todo y retoños, ella no tiene duda de esto, como dudarlo si el brujo siempre se lo ha dicho tomándola de las manos, siempre viéndola a los ojos, siempre confiado, certero y seguro como se lo ha dicho en los últimos cinco años...




Cuento, #relato, brujos, tarot