sábado, 8 de febrero de 2014

Fijaciones...

Es una mujer muy guapa, con el síndrome de las solteras que pasan de los treinta sintiéndose quedada, todas sus amigas ya están casadas, juntadas o divorciadas, la mayoría con hijos, por sus padres, amigas, colegas, vecinos se siente presionada, todos tienen la manía de preguntarle cuando se casa...
 
Vive en una ciudad en donde vivir por siempre soltera no es una opción certera, ha buscado intensamente el tener una pareja permanente, cuando conoce a alguien se entrega plenamente, ciegamente, apasionadamente... Equivocadamente.
 
Sus frágiles y fugases amoríos duran tan poco que nunca conoce realmente a sus parejas, pero duran lo suficiente para llenarla de pena,  siempre tropezando con la misma piedra, siempre cometiendo los mismos errores, sus nuevos inicios invariablemente son los mismos principios...
 
Desesperada busca tener una pareja, comprometerse y casarse, ha intentado conseguirlo muchas veces, últimamente se ha dado cuenta que le llegan muchas oportunidades, con todos lo intenta, no quiere dejar pasar ninguna oportunidad, segura esta de que así lo conseguirá.
 
Esta tan encerrada en su propio ideal que no se ha dado cuenta del prejuicio de los demás, ya todos los solteros conocen su fijación, saben que con solo con llegar con una flor dándole una vana esperanza, pueden tranquilamente... Llevársela a la cama.