lunes, 25 de noviembre de 2013

Un dia especial...

Hola mi Amor, hoy es un día especial, pasa a mi casa, siéntate en esta mesa que hoy prepare para ti...
 
Quise invitarte al mejor lugar, hoy en este día especial, visite los mejores restaurantes, lo mas distinguidos, los mas elegantes, los mejores chefs, la mas alta cocina, los mejores cubiertos, los mejores cantantes, pero en ningún lado encontré lo que que hoy prepare para ti.
 
En esta mesa te he puesto estos dos candelabros, hechos a mano, si te fijas son dos botes vacíos, forrados con tela, tela de la misma camisa que use la primera vez que salimos, esa que fue rasgada cuando por mis nervios del taxi quedo atorada, nunca la tire por que perdí una camisa pero gane tu primer sonrisa...
 
El mantel y los platos son del mismo lugar donde cenamos cuando cumplimos de novios el primer año, mucho me costo convencer al dueño que me los vendiera, cuando le dije el para que los quería se le quebró la voz y solo me los dio, ya no puedo hablar, solo una lagrima le salió...
 
De cenar te prepare algo especial, el primer platillo es la misma ensalada que cenamos cuando a tus padres conocí, el segundo son las mismas empanadas que nos hizo mi abuela cuando conoció a su nueva nieta y el platillo fuerte son unas baguettes, del mismo lugar de donde te pedí que fueras mi novia cuando te lleve a cenar, las mismas que me atragante cuando me dijiste que lo tenias que pensar...
 
De postre te tengo un par de paletas, esas del mismo parque donde una vez terminamos por culpa de mi necedad de no querer valorar a la mujer que mas amo en la vida.
 
Deja te pongo esta música de fondo, si pones atención es cada canción que juntos hemos bailado, desde el primer momento que te conocí, hasta la del fin de semana pasado, cuando tu nuevo puesto celebramos...
 
No, no llores alma mía, que hoy estamos celebrando, no hagas que tus lagrimas quiebren mi voz, que estoy luchando por no llorar de emoción...
 
Sigue sentada, permíteme acercarme y ponerte a tus pies, por que hoy... Quiero pedirte que seas mi mujer
 
Quiero pedir tu mano para que tu camino y el mío uno sean, para que transitemos juntos los senderos que la vida nos tenga, para decidir juntos el nombre de nuestro primer hijo, para pelear quien sea el que de los pañales se encargue, para decidir la dieta si vegetales o carne y ver quien de la limpieza se encargue.
 
Te pido que seas mi esposa para que de la mano veamos crecer nuestros hijos, seamos sus héroes y convertirnos en villanos, juntos arreglar sus problemas, juntos realizarlos, juntos prepararlos y juntos llorar cuanto partan en su propio camino...
 
Te pido matrimonio para que me permitas envejecer contigo, disfrutarte plenamente como amante, como madre, ser tu guía cuando tu vista falle, ser enfermero cuando en cama estés, ser tu bastón cuando tu caminar falte.
 
Te pido que serás mi mujer por que siempre supe que existías, eres quien siempre quise para mi, eres todo lo que falta en mi, tu paciencia en mi impaciencia, tu orden en mi desorden, tu perfección en mi imperfección, tu vida en mi incompleta vida....
 
Ahora si llora abiertamente mi amor y abrázame, por que esta emoción me hace temblar mas allá de la voz, es mi corazón que ya se quedo sin palabras para decirte cuanto te ama, lo que me falta decirte te lo digo con estas lagrimas que salen directamente del alma...