jueves, 14 de noviembre de 2013

Verme en tus ojos cuando tu aliento respiro...

No hay nada mas hermoso que el verme en tus ojos cuando tu aliento respiro...
 
Tenerte desnuda, sentirme en tu cuerpo, poseer tu templo, adorarlo entero.
 
Guiado por mi instinto que no se equivoca, abarco todo con mis dos manos y boca.
 
Un sueño cumplido sentir tu cuerpo, humilde mancebo que destapa a la dama, la convierte en plebe, estremeciéndola con el vaivén de sus labios cuando de sus mieles bebe...
 
Acariciar tus senos, hacerte mía, terminar juntos el mismo camino, coordinados, satisfechos...
 
Después... descansar a tu lado, abrazarte conmigo, sin hablar, ¿Que nos podemos decir cuando nos dimos todo?
 
Tranquilidad apacible, jugueteos posteriores, dos seres desnudos... a empezar de nuevo.
 
Los años dan experiencia, la experiencia da perfección, la perfección... solo contigo.
 
Amores nuevos o amores añejos, la  diferencia no son las compañías, es la integración de seres que se aman mas allá... Que el solo fundir dos mentes vacías.