sábado, 28 de diciembre de 2013

Paseando en domingo...

Eran las 7 de la mañana del domingo cuando el despertador sonó, decidido a cambiar su rutina con una gran sonrisa lo apago, con mucho animo se levanto, no pensaba pasarla como siempre echado viendo la tele, se baño, se puso ropa cómoda y silbando  brinca a la calle, sonriente, seguro de que hasta se liga una novia con su buena suerte!
 
Mientras se arreglaba escucho en la radio que en el centro de convenciones había una gran muestra comercial, donde se están presentando productos de nueva temporada y hacia allá se dirigió...
 
El lugar estaba repleto de stands, muestras gratis de todo para todos se veían en cada esquina de ese show comercial, uno de los eventos mas importantes de todo el país, de todo hay en ese enorme lugar, lleno de gente, algunos solo perdiendo el tiempo, otros comprando, algunos enamorados, muchos turistas, todos aprovechando grandes promociones, los variados negocios haciendo de todo para atraer clientes...
 
Las bellas promotoras, edecanes, modelos le dan el toque coqueto al evento, con mallas que dibujan cuerpos perfectos van dando muestras de productos entre todo el gentío, cortesías, promociones, de todo se encuentra en esa masa comercial.
 
Es tanta la concurrencia que las cortesías, promociones, muestras no alcanzan para todos, deben las bellas damas comportarse como redes que pescan solo clientes potenciales, bellas sonrisas con analíticas miradas que van escogiendo a quien le dan las cortesías, sutiles discriminaciones, discretas forma de hacer a un lado a quien no son de su agrado, tan sutil que solo hiere a quien se da cuenta, los que saben que no fueron escogidos, a quienes dejaron pasar de largo en esa selecta pesca...
 
Esos entallados filtros vestidos en vistosas mallas se encontraban por toda la plaza, arando tierras buscando fértiles cosechas, haciendo a un lado infértiles piedras que solo estorbaban, tan frías como bellas eran todas ellas.
 
Deslumbrado por tanto glamur se zambulle en esa multitud, flotando con la corriente, dejándose llevar, con remolinos ocasionales que detienen el flujo para renovarse nuevamente.
 
La marea lo lleva por al stand de un Restaurante de Sushi, donde meseros elegantemente vestidos dan ejemplos del arte culinario que distingue el concurrido local, no ha desayunado por lo que estaría perfecto un pequeño bocado, surfeando olas de personas para intentar acercarse a unas bandejas que solo ve pasar de largo, nadie le ofrece probar por lo menos algo de lo que ofrecen, decepcionado ve que solo comen quienes los meseros escogen, no se preocupa, tiene a la vista demasiados destinos para mortificarse por ese desaire.
 
De nuevo sigue caminando llevado por la torrente, ahora pasa por un restaurante de carnes, cortes finos ofrecidos por Gauchos Argentinos, el olor es sensacional, olores de carne con muestras de empanadas que le reclaman un estomago que se pega a su espalda. Como puede se va a acercando para intentar agarrar algo pero una muralla humana le impide acercarse tanto, no hay forma, esos gauchos también lo ignoran...
 
Con un incipiente sentimiento de frustración sigue su camino, desaires muy leves como para arruinarle el día, son simples coincidencias por el tumulto aglomerado, esto razona y de nuevo entre seres flota, mareas de personas en las que vagando navegando va, ya empieza a dudar de su temprano despertar...
 
Ahora el caprichoso sentido de esa muchedumbre lo lleva frente a un negocio que ofrece galletas de todos tipos, resignado a no recibir nada de acuerdo a sus pasadas experiencias solo camina para pasar de lado, sabiendo que como en los otros no será considerado. Grande es su sorpresa al sentir unas miradas como de lobo a su presa, edecanes que en un parpadeo las tiene de frente, ofreciéndoles directamente lo que llevan para comer, orgulloso por ser escogido prueba del rico aperitivo, agradecido toma otro tanto de los satisfechos empleados y junto con un folleto parte de nuevo, tanto le agradaron las galletas que leyó mas sobre esa empresa y haciendo una mala cara se da cuenta que lo escogieron para ofrecerle un suplemento para bajar de peso... Bueno, gordo me han dicho! eso le saca una media sonrisa y guardando los datos sigue su camino...
 
El área de comida la deja atrás, ahora pasa por negocios para el cuidado personal, iniciando con una clínica de belleza... Yo soy hombre, aquí no hay nada para mi! razona quien no deja de andar, no hay nada de su interés en ese lugar. De la nada se aparece una demostradora, con una sonrisa mil veces practicada le entrega una pequeña caja, el la abre y ve varios envases en el interior. Que es esto? pregunto a lo que de inmediato le contesto... Es maquillaje para hombre, discreto, especial para la diversidad sexual.
 
Sintió como se le calentaron las orejas del sonrojo que ocupo todo su rostro, el no era gay, de eso estaba seguro! sabia que tenia en un obligado olvido un par de experiencias con unos amigos, del tiempo del colegio, pero solo fueron fruto del exceso en el festejo, nada que pueda dudar de su robusta y orgullosa hombría!...
 
Pensó en tirar esas muestras pero decidió guardarlas, no porque le interesaba el maquillaje! claro que no!... era solo por ser una lastima tirar muestras de tan fina marca.
 
Siguió nadando por ese mar irregular, ahora se topo con una par de edecanes en el centro del pasillo, no cargaban muestras, solo unos folletos en sus cuidadas manos, no les puso atención, siguió su camino aun meditando de recuerdos del colegio perdidos, volteo cuando sintió una fija mirada, era de una de las edecanes, la mas guapa de ellas quien fijamente lo observaba, un poco incomodo por tanta atención le sostuvo la mirada y ella decidida hacia el se dirigió, le dio uno de los folletos con su gran sonrisa tan ensayada diciéndole que lo esperaban para una entrevista. Leyó el folleto y vio que era publicidad de un cirujano plástico, especializado en corregir defectos faciales... Bonita cosa, ahora resulte el mas feo de los mortales!.
 
Molesto el folleto doblo y por no dejar en su pantalón lo guardo reiniciando su caminar...
 
Sin dejar de navegar, ahora por aguas mas tranquilas, se topo con otro stand, ahora a aun lado del pasillo, también con sus respectivas modelos dando promocionales, paso a un lado, las tres lo vieron de arriba para abajo y todas al mismo tiempo se voltearon buscando a otros candidatos...
 
Después de haber sido escogido en los anteriores lugares ahora se sintió ofendido por no haber sido elegido, por lo que sus pasos regreso, decidido a saber de que no era digno. Fue directo a solicitar que le dieran un flyer, una de las edecanes sin voltearlo a ver se lo dio, lo leyó y sin decir mas se retiró...
 
A unos pasos había otro tirado que se alcanzaba a leer... Hoy en especial el GoldGym, un gimnasio para hombres de verdad.
 
Con ese nuevo golpe en el orgullo retomo su camino, ya hacia rato que su sonrisa se había borrado, ya solo se dejaba llevar, ya no era un paseo que disfrutara al andar...
 
Ahora pasaba por un stand de una clínica ortopédica, con sus respectivas bellezas proporcionando publicidad, al igual que todas, seleccionando a quien dar, el ya desanimado paseante ni se molesto en voltear, una nueva sorpresa no quería mas! pero no contaba con una decidida edecán que se poso frente a el, con una sonriente cara de triunfo le entrego la información y de forma coqueta se hizo a un lado para dejarlo pasar...
 
El vio la publicidad y casi escucho caer al suelo el poco animo que aun quedaba después de tanto golpe mortal, era una promoción para los que tenían problemas en la espalda, con grandes letras decía:
 
Corrija su caminar, no deje que todos lo vean derrotado por encorvado andar, dese una nueva elegancia, nosotros le arreglamos su problema de la infancia!... Bueno, ahora hasta jorobado resulte! y con un mohín de berrinche, disgustado, cansado y decepcionado a su casa partió
 
El gordo, feo, gay (no por que fuera algo malo, si no porque esas experiencias en el colegio pasadas no debían de contar), Cuasimodo moderno se retiro del lugar, a su casa fue a dar, y bajo las sabanas de su cama se puso a meditar...
 
Ahora ya se por que los domingos son solo para descansar! nunca me debí tan temprano levantar, es la ultima vez que me da por este santo día madrugar!
 
Y convencido de las señales que del cielo le hicieron llegar a tan sabia decisión tomo su móvil, busco los teléfonos de sus viejos amigos, los del colegio, con los que se puso a experimentar... Para llamarlos e invitarlos a un bar.