viernes, 17 de enero de 2014

Peregrinos...

Andando, caminando, como todo peregrino sin freno, atento, concentrado, en su promesa solo pensando...
 
Lleva cinco días caminando, lo hace por las noches, por los días duerme pero solo unas horas, se protege del sol, se hidrata, tiene que lograrlo, está seguro que puede lograrlo, son cinco días los que ya lleva andando y sabe que le faltan por lo menos otros dos días más para cumplir con lo que solemne prometió...
 
Mártires modernos motivados por sus creencias, convicciones que los mantienen vivos, acompañado por otros cuatro caminantes, en su mirar se nota el cansancio, las pocas horas de sueño marcadas con profundas ojeras, cansancio que realmente no sienten, saben que tendrán tiempo para descansar, tienen que cumplir con esa manda que se han hecho, tienen que hacerlo por ellos, por sus amigos, por su familia, por los hijos que vendrán, por su salud mental.
 
Ya el sol se empieza a ocultar, es el momento de continuar, se preparan, estudian la ruta a caminar, se animan entre ellos para seguir, ya hay algunos que se han vencido, doblegados ante tal exigencia inhumana, pero no pueden parar, no hay lugar para llorar, todos tienen que llegar, nadie se puede quedar, todos juntos se abrazan, emociones encontradas, algunos con lágrimas que se aguantan, la hermandad es más fuerte que las piernas inertes, como cada noche se alistan a resurgir, sacando fuerzas de orgullos olvidados, no hay elección, el derrotarse no es una opción...
 
Se levantan, se dan otro abrazo, decididos a  todo, reinician su camino...
 
Solo faltan dos días más, fue la promesa que se hicieron, los cinco amigos ahora convertidos en hermanos, hermandad que nace con en la profunda lealtad, cuando decididos están a juntos terminar...
 
Con esa convicción, inician de nuevo, sonriendo, sintiendo esa fuerza que solo la unión verdadera genera, entran a una calle, llena de gente, todos turistas, en esa playa por donde ahora caminan, bares por todas partes, es una cantina gigante, la misma que esos indomables mártires han decidido terminar... En todas las barras libres que se encuentren en el lugar.


lectura facil, cuentos, pensamientos